Historia de la AAFD

La Asociación Argentina de Filosofía del Derecho fue creada durante el recordado Congreso Internacional de Filosofía del Derecho celebrado en la ciudad de La Plata del 19 al 23 de octubre de 1982, como un espacio para facilitar e incrementar la comunicación entre estudiosos de la filosofía del derecho y disciplinas afines, contacto que por entonces se veía trabado por divergencias de orientación y conflictos ideológicos.

Fueron sus promotores los doctores Juan Carlos Smith, Ariel Alvarez Gardiol, Eugenio Bulygin y Pablo López Ruf. Desde el primer momento fue concebida como “… una asociación civil, de carácter científico, independiente de toda escuela, doctrina o ideología política, social, filosófica o religiosa” (art. 1° de los estatutos).

El doctor Juan Carlos Smith, fallecido en 2001, presidió la Asociación desde su fundación hasta 1998. Lo sucedieron Ricardo A. Guibourg (1998-2006), Rodolfo L. Vigo (2006-2010), Jorge Douglas Price (2010-2014) y Juan Pablo Alonso, elegido para el período 2014-2018.

La Asociación integra la Sociedad Internacional de Filosofía del Derecho y Filosofía Social (IVR) de la que Eugenio Bulygin fue presidente entre 1999 y 2003.

Desde su fundación, la AAFD ha convocado veintiocho jornadas de filosofía del derecho en distintos lugares del país, a fin de facilitar el contacto entre los estudiosos distribuidos por el territorio nacional. También publicaba un boletín, que incluía información sobre las reuniones y artículos breves de sus socios. Este medio de comunicación fue reemplazado, a partir de 2001, por un anuario, Ideas y Derecho, que se distribuye a los asociados. En todas sus actividades, la AAFD mantiene los principios que la rigieron desde su fundación, incluso en los tiempos más difíciles: el pluralismo, el respeto por las ideas y el libre debate.

Periódicamente se ofrece el Premio al Joven Investigador, que es discernido por un jurado de primer nivel en el que se hallan representadas las diferentes orientaciones de la filosofía del derecho.

Hoy la AAFD sigue convocando a todos los cultores de la filosofía del derecho y de las disciplinas afines para que el contacto mantenido y acrecentado en condiciones tan duras siga rindiendo su fruto, que no es otro que facilitar el diálogo en la diversidad, la convivencia en el desacuerdo y la construcción intersubjetiva del pensamiento mediante el aporte de cada uno, propuesto en libertad y confianza.

subir en la página
subir en la página